Expulsan a un okupa marroquí de la casa de una anciana española.
Discussion:
Expulsan a un okupa marroquí de la casa de una anciana española.
Add Reply
GmAn
2018-07-27 09:11:50 UTC
Responder
Permalink
Raw Message
https://es.dailystormer.name/2018/07/25/expulsan-a-un-okupa-marroqui-de-la-casa-de-una-anciana-espanola/

Censura

Debido al ataque coordinado contra la libertad de expresión en Internet
liderado por las organizaciones judías ADL y SPLC, El Daily Stormer se
ve obligado a cambiar de dominio con frecuencia.

Es probable que el link que utilizas ahora no sea válido en el futuro.
Para evitar la censura, te recomendamos guardar en marcadores nuestro
grupo en la red social VK, donde podrás informarte sobre cómo acceder a
la web.

También puedes visitarnos en todo momento en elstormer6vrre53.onion usand

https://es.dailystormer.name/2018/07/25/expulsan-a-un-okupa-marroqui-de-la-casa-de-una-anciana-espanola/

Expulsan a un okupa marroquí de la casa de una anciana española.

Fernando Guerra
El Daily Stormer
25 julio, 2018

Otro caso aislado más en España, un moro de mierda mestizo negroide le
roba la casa a una anciana hasta que, finalmente, un valeroso grupo de
nazis -eso diria la judenpresse– irrumpe en la casa ocupada y le enseñan
al moro una foto del Cid, lo que desemboca en una estampida hasta el
Sáhara (para devolvérnoslo claro).

DespiertaInfo:

Eulalia, una anciana de 98 años, tuvo que abandonar su hogar de
toda la vida para irse a vivir con una de sus hijas ya que la ex pareja
de su nieta, un marroquí de 40 años había ocupado su casa.

La mujer tras un ingreso hospitalario volvió a su casa y no pudo
acceder a su vivienda de Navacerrada (Madrid).

La anciana había estado cuatro años conviviendo con su nieta y
Mohamed, el novio de ésta, que asegura que le maltrataba. “Me pegaba y
me llamaba puta guarra. Le tenía miedo”, reconoce Eulalia.

Aquí, en Europa; de jajas.

Pese a todo lo que la anciana había tenido que sufrir, vejaciones e
insultos del moro del desierto, la anciana aún se atreve a decir que le
ha sabido mal tener que hacerlo y que le iba a buscar una casa al
moromierda roba pagas.

La familia denunció el caso ante la Guardia Civil, pero les
contestaron que no podían acceder al interior y que, incluso, en el caso
de que alguien de la familia intentase acceder al domicilio, podrían ser
detenidos.

Ante la dejadez de las autoridades, la popular empresa experta en
desocupaciones -Desokupa- se ofreció desinteresadamente a ayudar a
Eulalia, echar a Mohammed y recuperar la casa.

Este tipo de cosas son las que más me encienden, te pegas trabajando
toda tu vida y un moro mestizo te quita la casa, previo a insultarte en
la misma, meterte el miedo en el cuerpo y copular con tu nieta blanca e
incorporarla a su harem, tú, en agradecimiento, sientes pena por él y le
quieres dar otra casa.
Si nuestros antepasados levantaran la cabeza…

Esto surge directamente de la raza, a mí no me engaña nadie, ya que la
señora es mayor y como la mayoría de la gente anciana, no ha absorbido
completamente el marxismo cultural que nos caracteriza. Nuestro pueblo
esta creado, preparado y pensado para convivir y cohabitar con si mismo
o con pueblos similares, es por esto que actuamos así con gente
extranjera y extraña a nosotros, pues es una nobleza inherente.

La señora mayor no ha comprendido del todo lo que significa ser un moro
mestizo, un negro un judío o cualquier bestia con forma humana de estas
características.

La pregunta es: ¿Cómo hemos permitido que sigan existiendo estos seres,
siendo que no tienen ninguna connotación positiva según nuestra
cosmovisión del mundo, mas allá de servir en trabajos costosos en
tiempos ya remotos?

La pobre anciana se cree que vive aún en los tiempos de franco o
simplemente entre un pueblo europeo bueno y bondadoso por naturaleza y
no entiende los actos -que para ella son irracionales- de estos animales.

De ahí parte nuestra concepción de igualdad, desde dentro de nuestra
mucha o poca cantidad de sangre noble. Es aquí donde el parasito hebreo
más puede aprovecharse y confundirnos, así se aprovecha de nosotros, así
utiliza nuestra mayor virtud vendiendonos la igualdad racial de todas
las razas y señalandonos continuamente como culpables de las desgracias
del mundo, así como señalandonos al pobre niño negroide que se muere en
la playa por nuestra culpa.

Esta es la clave, no les funciona igual con los pueblos no arios.

Si queremos combatir a la rata debemos de matar, y mucho además. No hay
otra alternativa, debemos acabar el trabajo que una vez debio haber
empezado un buen regimen o gobierno racial.

El miedo a matar o a la muerte es una invención judía, matar sin motivo
es deshonroso, matar por un bien superior no lo es. No te preocupes,
Dios lo entenderá.

Ni provocativas ni fumadoras; entiéndase el uso de la imagen.
Españuelo
2018-07-27 18:47:30 UTC
Responder
Permalink
Raw Message
Post by GmAn
https://es.dailystormer.name/2018/07/25/expulsan-a-un-okupa-marroqui-de-la-casa-de-una-anciana-espanola/
Censura
Debido al ataque coordinado contra la libertad de expresión en
Internet liderado por las organizaciones judías ADL y SPLC, El Daily
Stormer se ve obligado a cambiar de dominio con frecuencia.
Es probable que el link que utilizas ahora no sea válido en el
futuro. Para evitar la censura, te recomendamos guardar en marcadores
nuestro grupo en la red social VK, donde podrás informarte sobre cómo
acceder a la web.
También puedes visitarnos en todo momento en elstormer6vrre53.onion usand
https://es.dailystormer.name/2018/07/25/expulsan-a-un-okupa-marroqui-de-la-casa-de-una-anciana-espanola/
Expulsan a un okupa marroquí de la casa de una anciana española.
Fernando Guerra El Daily Stormer 25 julio, 2018
Otro caso aislado más en España, un moro de mierda mestizo negroide
le roba la casa a una anciana hasta que, finalmente, un valeroso
grupo de nazis -eso diria la judenpresse– irrumpe en la casa ocupada
y le enseñan al moro una foto del Cid, lo que desemboca en una
estampida hasta el Sáhara (para devolvérnoslo claro).
Eulalia, una anciana de 98 años, tuvo que abandonar su hogar de toda
la vida para irse a vivir con una de sus hijas ya que la ex pareja de
su nieta, un marroquí de 40 años había ocupado su casa.
La mujer tras un ingreso hospitalario volvió a su casa y no pudo
acceder a su vivienda de Navacerrada (Madrid).
La anciana había estado cuatro años conviviendo con su nieta y
Mohamed, el novio de ésta, que asegura que le maltrataba. “Me pegaba
y me llamaba puta guarra. Le tenía miedo”, reconoce Eulalia.
Aquí, en Europa; de jajas.
Pese a todo lo que la anciana había tenido que sufrir, vejaciones e
insultos del moro del desierto, la anciana aún se atreve a decir que
le ha sabido mal tener que hacerlo y que le iba a buscar una casa al
moromierda roba pagas.
La familia denunció el caso ante la Guardia Civil, pero les
contestaron que no podían acceder al interior y que, incluso, en el
caso de que alguien de la familia intentase acceder al domicilio,
podrían ser detenidos.
Ante la dejadez de las autoridades, la popular empresa experta en
desocupaciones -Desokupa- se ofreció desinteresadamente a ayudar a
Eulalia, echar a Mohammed y recuperar la casa.
Este tipo de cosas son las que más me encienden, te pegas trabajando
toda tu vida y un moro mestizo te quita la casa, previo a insultarte
en la misma, meterte el miedo en el cuerpo y copular con tu nieta
blanca e incorporarla a su harem, tú, en agradecimiento, sientes pena
por él y le quieres dar otra casa. Si nuestros antepasados levantaran
la cabeza…
Esto surge directamente de la raza, a mí no me engaña nadie, ya que
la señora es mayor y como la mayoría de la gente anciana, no ha
absorbido completamente el marxismo cultural que nos caracteriza.
Nuestro pueblo esta creado, preparado y pensado para convivir y
cohabitar con si mismo o con pueblos similares, es por esto que
actuamos así con gente extranjera y extraña a nosotros, pues es una
nobleza inherente.
La señora mayor no ha comprendido del todo lo que significa ser un
moro mestizo, un negro un judío o cualquier bestia con forma humana
de estas características.
La pregunta es: ¿Cómo hemos permitido que sigan existiendo estos
seres, siendo que no tienen ninguna connotación positiva según
nuestra cosmovisión del mundo, mas allá de servir en trabajos
costosos en tiempos ya remotos?
La pobre anciana se cree que vive aún en los tiempos de franco o
simplemente entre un pueblo europeo bueno y bondadoso por naturaleza
y no entiende los actos -que para ella son irracionales- de estos
animales.
De ahí parte nuestra concepción de igualdad, desde dentro de nuestra
mucha o poca cantidad de sangre noble. Es aquí donde el parasito
hebreo más puede aprovecharse y confundirnos, así se aprovecha de
nosotros, así utiliza nuestra mayor virtud vendiendonos la igualdad
racial de todas las razas y señalandonos continuamente como culpables
de las desgracias del mundo, así como señalandonos al pobre niño
negroide que se muere en la playa por nuestra culpa.
Esta es la clave, no les funciona igual con los pueblos no arios.
Si queremos combatir a la rata debemos de matar, y mucho además. No
hay otra alternativa, debemos acabar el trabajo que una vez debio
haber empezado un buen regimen o gobierno racial.
El miedo a matar o a la muerte es una invención judía, matar sin
motivo es deshonroso, matar por un bien superior no lo es. No te
preocupes, Dios lo entenderá.
Ni provocativas ni fumadoras; entiéndase el uso de la imagen.
El Negro, la envidia.
El Negro utiliza recursos ajenos, recursos que va a buscar de otros.
Con la ayuda de la mentira y calumnia arruinará la reputación de las
personas cuyos recursos ambiciona.


El Judío, el Mahometano, la codicia.
Abarca más de lo que puede abarcar, reduciendo el espacio vital a los otros.
El Judío y el Mahometano en el dominio mental establece una serie de
dogmas religiosos,
políticos, sociales, científicos y culturales y los institucionaliza,
los sacraliza y los declara cultura y
civilización.

El Europeo, la corrupción.
Este vicio, la corrupción esta ligado a la tolerancia, lo que inocula
una gran permisividad, desvirtuando
el sentido de la moral y haciendo que al individuo todo le parezca
plausible, es incapaz de distinguir
entre el bien y el mal. Forma una sociedad insolidaria.

----
Como se ve el Negro, el Judío y el Mahometano al practicar sus vicios
en territorio que domina la
corrupción serán vulnerables al mínimo contratiempo, serán individuos
que los que no se puede contar,
no pueden ofrecer apoyo ni solidaridad.

Loading...