Discussion:
Navidad - confinamientos perimetrales - saludad educadamente a la policía con el dedo medio
(demasiado antiguo para responder)
desde Burbuja con resquemor
2020-12-03 21:27:46 UTC
Permalink
https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/navidad-confinamientos-perimetrales-saludad-educadamente-a-la-policia-con-el-dedo-medio.1465441/



Vilux
Madmaxista
Registrado4 May 2018
Mensajes8.558
Puntuación de reacción29.732
Ayer a la(s) 10:50 PM
#1



De verdad necesitáis permiso para desplazaros por el territorio nacional
o reuniros con quienes creáis conveniente dentro de los límites de la
Constitución? (artículos 19 y 21)

Si es así tenéis lo que os merecéis.

Artículo 19 de la Constitución Española:​

Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a
circular por el territorio nacional.​

Asimismo, tienen derecho a entrar y salir libremente de España en los
términos que la ley establezca. Este derecho no podrá ser limitado por
motivos políticos o ideológicos.​


MEDIDAS DE PROTECCIÓN establecidas para los derechos fundamentales
recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española​

Los derechos y libertades recogidos en el artículo 19 de la Constitución
Española gozan de las siguientes medidas de protección, establecidas por
la propia Constitución:​

Cualquier ciudadano puede recabar la tutela de los derechos recogidos en
el artículo 19 de la Constitución española, ante los Tribunales
ordinarios, por un procedimiento basado en los principios de preferencia
y sumariedad (art. 53.2 de la Constitución Española).
Cualquier ciudadano puede acudir, tras el cumplimiento de los requisitos
y tramitaciones establecidas para ello, al recurso de amparo ante el
Tribunal Constitucional para la protección de los derechos y libertades
recogidos en el artículo 19 de la Constitución (art. 53.2 y art. 161.1.b
de la Constitución Española).
Cabe el recurso de inconstitucionalidad contra las Leyes y disposiciones
normativas con fuerza de ley que vulneren los derechos recogidos en el
artículo 19 de la Constitución Española (artículo 53.1 y artículo
161.1.a) de la Constitución Española).
El Defensor del Pueblo se encuentra designado, en virtud de lo
establecido en el artículo 54 de la Constitución Española, como alto
comisionado de las Cortes Generales para la defensa de los derechos
recogidos en el Título I de la Constitución, encuadrándose el artículo
19 de la Constitución dentro del mencionado Título I.
Sólo por ley, que en todo caso deberá respetar el contenido esencial de
los derechos recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española,
podrá regularse el ejercicio de estos derechos (art. 53.1 de la
Constitución Española).
El desarrollo normativo de los derechos recogidos en el artículo 19 de
la Constitución Española, debe realizarse mediante Ley Orgánica (art.
81.1 de la Constitución Española), que requiere un especial consenso
parlamentario al exigirse, para su aprobación, modificación o
derogación, mayoría absoluta del Congreso (art. 81.2 de la Constitución
Española).
Se prohíbe la adopción de Decretos-Leyes que afecten a los derechos
recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española (al igual que a
cualquier otro derecho, deber o libertad recogida en el Título I de la
Constitución), aun en los supuestos de extraordinaria y urgente
necesidad en los que, para la regulación de otras materias, sí resulta
procedente recurrir a los Decretos-leyes (art. 86.1 de la Constitución
Española) **
El artículo 19 de la Constitución Española (al igual que ocurre con los
demás preceptos del Capítulo II del Título I de la Constitución) vincula
directamente a las Administraciones Públicas (sin necesidad de mediación
del legislador ordinario ni de desarrollo normativo alguno), tal y como
se desprende de la STC 80/1982.

** Artículo 86​
1. En caso de extraordinaria y urgente necesidad, el Gobierno podrá
dictar disposiciones legislativas provisionales que tomarán la forma de
Decretos-leyes y que no podrán afectar al ordenamiento de las
instituciones básicas del Estado, a los derechos, deberes y libertades
de los ciudadanos regulados en el Título I, al régimen de las
Comunidades Autónomas ni al Derecho electoral general.​
2. Los Decretos-leyes deberán ser inmediatamente sometidos a debate y
votación de totalidad al Congreso de los Diputados, convocado al efecto
si no estuviere reunido, en el plazo de los treinta días siguientes a su
promulgación. El Congreso habrá de pronunciarse expresamente dentro de
dicho plazo sobre su convalidación o derogación, para lo cual el
reglamento establecerá un procedimiento especial y sumario.​
3. Durante el plazo establecido en el apartado anterior, las Cortes
podrán tramitarlos como proyectos de ley por el procedimiento de urgencia.​


Artículo 21 de la Constitución Española:​

1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio
de este derecho no necesitará autorización previa.​

2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y
manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que sólo
podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del
orden público, con peligro para personas o bienes.​

Se prohíbe la adopción de Decretos-Leyes que afecten al derecho
fundamental de reunión recogido en el artículo 21 de la Constitución
Española (al igual que a cualquier otro derecho, deber o libertad
recogida en el Título I de la Constitución), aun en los supuestos de
extraordinaria y urgente necesidad en los que, para la regulación de
otras materias, sí resulta procedente recurrir a los Decretos-leyes
(art. 86.1 de la Constitución Española).
Linuxero
2020-12-03 23:10:27 UTC
Permalink
Ande déjese usted de legalismos, la pandemia no entiende de ellos, si se
quiere hacer algo contra ella es olvidándose de eses legalismos , y de
políticos.
Post by desde Burbuja con resquemor
https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/navidad-confinamientos-perimetrales-saludad-educadamente-a-la-policia-con-el-dedo-medio.1465441/
Vilux
Madmaxista
Registrado4 May 2018
Mensajes8.558
Puntuación de reacción29.732
Ayer a la(s) 10:50 PM
#1
De verdad necesitáis permiso para desplazaros por el territorio nacional
o reuniros con quienes creáis conveniente dentro de los límites de la
Constitución? (artículos 19 y 21)
Si es así tenéis lo que os merecéis.
Artículo 19 de la Constitución Española:​

Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a
circular por el territorio nacional.​

Asimismo, tienen derecho a entrar y salir libremente de España en los
términos que la ley establezca. Este derecho no podrá ser limitado por
motivos políticos o ideológicos.​


MEDIDAS DE PROTECCIÓN establecidas para los derechos fundamentales
recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española​

Los derechos y libertades recogidos en el artículo 19 de la Constitución
Española gozan de las siguientes medidas de protección, establecidas por
la propia Constitución:​

Cualquier ciudadano puede recabar la tutela de los derechos recogidos en
el artículo 19 de la Constitución española, ante los Tribunales
ordinarios, por un procedimiento basado en los principios de preferencia
y sumariedad (art. 53.2 de la Constitución Española).
Cualquier ciudadano puede acudir, tras el cumplimiento de los requisitos
y tramitaciones establecidas para ello, al recurso de amparo ante el
Tribunal Constitucional para la protección de los derechos y libertades
recogidos en el artículo 19 de la Constitución (art. 53.2 y art. 161.1.b
de la Constitución Española).
Cabe el recurso de inconstitucionalidad contra las Leyes y disposiciones
normativas con fuerza de ley que vulneren los derechos recogidos en el
artículo 19 de la Constitución Española (artículo 53.1 y artículo
161.1.a) de la Constitución Española).
El Defensor del Pueblo se encuentra designado, en virtud de lo
establecido en el artículo 54 de la Constitución Española, como alto
comisionado de las Cortes Generales para la defensa de los derechos
recogidos en el Título I de la Constitución, encuadrándose el artículo
19 de la Constitución dentro del mencionado Título I.
Sólo por ley, que en todo caso deberá respetar el contenido esencial de
los derechos recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española,
podrá regularse el ejercicio de estos derechos (art. 53.1 de la
Constitución Española).
El desarrollo normativo de los derechos recogidos en el artículo 19 de
la Constitución Española, debe realizarse mediante Ley Orgánica (art.
81.1 de la Constitución Española), que requiere un especial consenso
parlamentario al exigirse, para su aprobación, modificación o
derogación, mayoría absoluta del Congreso (art. 81.2 de la Constitución
Española).
Se prohíbe la adopción de Decretos-Leyes que afecten a los derechos
recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española (al igual que a
cualquier otro derecho, deber o libertad recogida en el Título I de la
Constitución), aun en los supuestos de extraordinaria y urgente
necesidad en los que, para la regulación de otras materias, sí resulta
procedente recurrir a los Decretos-leyes (art. 86.1 de la Constitución
Española) **
El artículo 19 de la Constitución Española (al igual que ocurre con los
demás preceptos del Capítulo II del Título I de la Constitución) vincula
directamente a las Administraciones Públicas (sin necesidad de mediación
del legislador ordinario ni de desarrollo normativo alguno), tal y como
se desprende de la STC 80/1982.

** Artículo 86​
1. En caso de extraordinaria y urgente necesidad, el Gobierno podrá
dictar disposiciones legislativas provisionales que tomarán la forma de
Decretos-leyes y que no podrán afectar al ordenamiento de las
instituciones básicas del Estado, a los derechos, deberes y libertades
de los ciudadanos regulados en el Título I, al régimen de las
Comunidades Autónomas ni al Derecho electoral general.​
2. Los Decretos-leyes deberán ser inmediatamente sometidos a debate y
votación de totalidad al Congreso de los Diputados, convocado al efecto
si no estuviere reunido, en el plazo de los treinta días siguientes a su
promulgación. El Congreso habrá de pronunciarse expresamente dentro de
dicho plazo sobre su convalidación o derogación, para lo cual el
reglamento establecerá un procedimiento especial y sumario.​
3. Durante el plazo establecido en el apartado anterior, las Cortes
podrán tramitarlos como proyectos de ley por el procedimiento de urgencia.​
Artículo 21 de la Constitución Española:​

1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio
de este derecho no necesitará autorización previa.​

2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y
manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que sólo
podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del
orden público, con peligro para personas o bienes.​

Se prohíbe la adopción de Decretos-Leyes que afecten al derecho
fundamental de reunión recogido en el artículo 21 de la Constitución
Española (al igual que a cualquier otro derecho, deber o libertad
recogida en el Título I de la Constitución), aun en los supuestos de
extraordinaria y urgente necesidad en los que, para la regulación de
otras materias, sí resulta procedente recurrir a los Decretos-leyes
(art. 86.1 de la Constitución Española).
Alboroto
2020-12-03 23:53:51 UTC
Permalink
Ande déjese usted de legalismos, la pandemia no entiende de ellos, si se
quiere hacer algo contra ella es olvidándose de eses legalismos , y de
políticos.
Post by desde Burbuja con resquemor
https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/navidad-confinamientos-perimetrales-saludad-educadamente-a-la-policia-con-el-dedo-medio.1465441/
Vilux
Madmaxista
Registrado4 May 2018
Mensajes8.558
Puntuación de reacción29.732
Ayer a la(s) 10:50 PM
#1
De verdad necesitáis permiso para desplazaros por el territorio nacional
o reuniros con quienes creáis conveniente dentro de los límites de la
Constitución? (artículos 19 y 21)
Si es así tenéis lo que os merecéis.
Artículo 19 de la Constitución Española:​

Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a
circular por el territorio nacional.​

Asimismo, tienen derecho a entrar y salir libremente de España en los
términos que la ley establezca. Este derecho no podrá ser limitado por
motivos políticos o ideológicos.​


MEDIDAS DE PROTECCIÓN establecidas para los derechos fundamentales
recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española​

Los derechos y libertades recogidos en el artículo 19 de la Constitución
Española gozan de las siguientes medidas de protección, establecidas por
la propia Constitución:​

Cualquier ciudadano puede recabar la tutela de los derechos recogidos en
el artículo 19 de la Constitución española, ante los Tribunales
ordinarios, por un procedimiento basado en los principios de preferencia
y sumariedad (art. 53.2 de la Constitución Española).
Cualquier ciudadano puede acudir, tras el cumplimiento de los requisitos
y tramitaciones establecidas para ello, al recurso de amparo ante el
Tribunal Constitucional para la protección de los derechos y libertades
recogidos en el artículo 19 de la Constitución (art. 53.2 y art. 161.1.b
de la Constitución Española).
Cabe el recurso de inconstitucionalidad contra las Leyes y disposiciones
normativas con fuerza de ley que vulneren los derechos recogidos en el
artículo 19 de la Constitución Española (artículo 53.1 y artículo
161.1.a) de la Constitución Española).
El Defensor del Pueblo se encuentra designado, en virtud de lo
establecido en el artículo 54 de la Constitución Española, como alto
comisionado de las Cortes Generales para la defensa de los derechos
recogidos en el Título I de la Constitución, encuadrándose el artículo
19 de la Constitución dentro del mencionado Título I.
Sólo por ley, que en todo caso deberá respetar el contenido esencial de
los derechos recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española,
podrá regularse el ejercicio de estos derechos (art. 53.1 de la
Constitución Española).
El desarrollo normativo de los derechos recogidos en el artículo 19 de
la Constitución Española, debe realizarse mediante Ley Orgánica (art.
81.1 de la Constitución Española), que requiere un especial consenso
parlamentario al exigirse, para su aprobación, modificación o
derogación, mayoría absoluta del Congreso (art. 81.2 de la Constitución
Española).
Se prohíbe la adopción de Decretos-Leyes que afecten a los derechos
recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española (al igual que a
cualquier otro derecho, deber o libertad recogida en el Título I de la
Constitución), aun en los supuestos de extraordinaria y urgente
necesidad en los que, para la regulación de otras materias, sí resulta
procedente recurrir a los Decretos-leyes (art. 86.1 de la Constitución
Española) **
El artículo 19 de la Constitución Española (al igual que ocurre con los
demás preceptos del Capítulo II del Título I de la Constitución) vincula
directamente a las Administraciones Públicas (sin necesidad de mediación
del legislador ordinario ni de desarrollo normativo alguno), tal y como
se desprende de la STC 80/1982.

** Artículo 86​
1. En caso de extraordinaria y urgente necesidad, el Gobierno podrá
dictar disposiciones legislativas provisionales que tomarán la forma de
Decretos-leyes y que no podrán afectar al ordenamiento de las
instituciones básicas del Estado, a los derechos, deberes y libertades
de los ciudadanos regulados en el Título I, al régimen de las
Comunidades Autónomas ni al Derecho electoral general.​
2. Los Decretos-leyes deberán ser inmediatamente sometidos a debate y
votación de totalidad al Congreso de los Diputados, convocado al efecto
si no estuviere reunido, en el plazo de los treinta días siguientes a su
promulgación. El Congreso habrá de pronunciarse expresamente dentro de
dicho plazo sobre su convalidación o derogación, para lo cual el
reglamento establecerá un procedimiento especial y sumario.​
3. Durante el plazo establecido en el apartado anterior, las Cortes
podrán tramitarlos como proyectos de ley por el procedimiento de urgencia.​
Artículo 21 de la Constitución Española:​

1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio
de este derecho no necesitará autorización previa.​

2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y
manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que sólo
podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del
orden público, con peligro para personas o bienes.​

Se prohíbe la adopción de Decretos-Leyes que afecten al derecho
fundamental de reunión recogido en el artículo 21 de la Constitución
Española (al igual que a cualquier otro derecho, deber o libertad
recogida en el Título I de la Constitución), aun en los supuestos de
extraordinaria y urgente necesidad en los que, para la regulación de
otras materias, sí resulta procedente recurrir a los Decretos-leyes
(art. 86.1 de la Constitución Española).
un vecino de la putera
2020-12-04 10:01:50 UTC
Permalink
Y estos señoras y señores son los argumwentos de la hija de la gran puta
de mi vecina la bibliotecaria feminazi cividiota Ángela Roca Valladares
cuando le muestran con la ley en la mano que lo que están haciendo los
tiranos y dictadores es ilegal y que por lo tanto los ciudadanos no
tenemos ninguna obligación de cumplir ninguna de esas normas impuestas
por los tiranos dictadores, ya sean estos del gobierno central o de los
gobiernos autonómicos.

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Post by Linuxero
Ande déjese usted de legalismos, la pandemia no entiende de ellos, si se
quiere hacer algo contra ella es olvidándose de eses legalismos , y de
políticos.
Post by desde Burbuja con resquemor
https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/navidad-confinamientos-perimetrales-saludad-educadamente-a-la-policia-con-el-dedo-medio.1465441/
Vilux
Madmaxista
Registrado4 May 2018
Mensajes8.558
Puntuación de reacción29.732
Ayer a la(s) 10:50 PM
#1
De verdad necesitáis permiso para desplazaros por el territorio
nacional o reuniros con quienes creáis conveniente dentro de los
límites de la Constitución? (artículos 19 y 21)
Si es así tenéis lo que os merecéis.
Artículo 19 de la Constitución Española:​

Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a
circular por el territorio nacional.​

Asimismo, tienen derecho a entrar y salir libremente de España en los
términos que la ley establezca. Este derecho no podrá ser limitado por
motivos políticos o ideológicos.​


MEDIDAS DE PROTECCIÓN establecidas para los derechos fundamentales
recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española​

Los derechos y libertades recogidos en el artículo 19 de la
Constitución Española gozan de las siguientes medidas de protección,
establecidas por la propia Constitución:​

Cualquier ciudadano puede recabar la tutela de los derechos recogidos
en el artículo 19 de la Constitución española, ante los Tribunales
ordinarios, por un procedimiento basado en los principios de
preferencia y sumariedad (art. 53.2 de la Constitución Española).
Cualquier ciudadano puede acudir, tras el cumplimiento de los
requisitos y tramitaciones establecidas para ello, al recurso de
amparo ante el Tribunal Constitucional para la protección de los
derechos y libertades recogidos en el artículo 19 de la Constitución
(art. 53.2 y art. 161.1.b de la Constitución Española).
Cabe el recurso de inconstitucionalidad contra las Leyes y
disposiciones normativas con fuerza de ley que vulneren los derechos
recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española (artículo 53.1
y artículo 161.1.a) de la Constitución Española).
El Defensor del Pueblo se encuentra designado, en virtud de lo
establecido en el artículo 54 de la Constitución Española, como alto
comisionado de las Cortes Generales para la defensa de los derechos
recogidos en el Título I de la Constitución, encuadrándose el artículo
19 de la Constitución dentro del mencionado Título I.
Sólo por ley, que en todo caso deberá respetar el contenido esencial
de los derechos recogidos en el artículo 19 de la Constitución
Española, podrá regularse el ejercicio de estos derechos (art. 53.1 de
la Constitución Española).
El desarrollo normativo de los derechos recogidos en el artículo 19 de
la Constitución Española, debe realizarse mediante Ley Orgánica (art.
81.1 de la Constitución Española), que requiere un especial consenso
parlamentario al exigirse, para su aprobación, modificación o
derogación, mayoría absoluta del Congreso (art. 81.2 de la
Constitución Española).
Se prohíbe la adopción de Decretos-Leyes que afecten a los derechos
recogidos en el artículo 19 de la Constitución Española (al igual que
a cualquier otro derecho, deber o libertad recogida en el Título I de
la Constitución), aun en los supuestos de extraordinaria y urgente
necesidad en los que, para la regulación de otras materias, sí resulta
procedente recurrir a los Decretos-leyes (art. 86.1 de la Constitución
Española) **
El artículo 19 de la Constitución Española (al igual que ocurre con
los demás preceptos del Capítulo II del Título I de la Constitución)
vincula directamente a las Administraciones Públicas (sin necesidad de
mediación del legislador ordinario ni de desarrollo normativo alguno),
tal y como se desprende de la STC 80/1982.

** Artículo 86​
1. En caso de extraordinaria y urgente necesidad, el Gobierno podrá
dictar disposiciones legislativas provisionales que tomarán la forma
de Decretos-leyes y que no podrán afectar al ordenamiento de las
instituciones básicas del Estado, a los derechos, deberes y libertades
de los ciudadanos regulados en el Título I, al régimen de las
Comunidades Autónomas ni al Derecho electoral general.​
2. Los Decretos-leyes deberán ser inmediatamente sometidos a debate y
votación de totalidad al Congreso de los Diputados, convocado al
efecto si no estuviere reunido, en el plazo de los treinta días
siguientes a su promulgación. El Congreso habrá de pronunciarse
expresamente dentro de dicho plazo sobre su convalidación o
derogación, para lo cual el reglamento establecerá un procedimiento
especial y sumario.​
3. Durante el plazo establecido en el apartado anterior, las Cortes
podrán tramitarlos como proyectos de ley por el procedimiento de urgencia.​
Artículo 21 de la Constitución Española:​

1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El
ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.​

2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y
manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que sólo
podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del
orden público, con peligro para personas o bienes.​

Se prohíbe la adopción de Decretos-Leyes que afecten al derecho
fundamental de reunión recogido en el artículo 21 de la Constitución
Española (al igual que a cualquier otro derecho, deber o libertad
recogida en el Título I de la Constitución), aun en los supuestos de
extraordinaria y urgente necesidad en los que, para la regulación de
otras materias, sí resulta procedente recurrir a los Decretos-leyes
(art. 86.1 de la Constitución Española).
Continúe leyendo en narkive:
Loading...